Vitamina K

amshopby
11 Prodotti
  • Da
    22,92 €
    40,93 €
    -44%
      18,01 €
    In stock. Invio immediato.
  • Da
    10,49 €
    18,74 €
    -44%
      8,25 €
    In stock. Invio immediato.
  • VITAMINA K2 NATURALE 50mcg - Swanson
    Nuovo
    Da
    4,65 €
    5,54 €
    -16%
      0,89 €
    In stock. Invio immediato.
  • Sii il primo a valutare!

    Da
    15,82 €
    18,85 €
    -16%
      3,03 €
    In stock. Invio immediato.
  • Sii il primo a valutare!

    Da
    12,57 €
    14,96 €
    -16%
      2,39 €
    In stock. Invio immediato.
  • Sii il primo a valutare!

    Da
    7,44 €
    8,86 €
    -16%
      1,42 €
    In stock. Invio immediato.
  • Da
    17,69 €
    21,06 €
    -16%
      3,37 €
    In stock. Invio immediato.
  • Da
    18,74 €
    In stock. Invio immediato.
  • 10,15 €
    12,08 €
    -16%
      1,93 €
    In stock. Invio immediato.
  • 14,81 €
    17,63 €
    -16%
      2,82 €
    In stock. Invio immediato.
  • 22,27 €
    26,51 €
    -16%
      4,24 €
    Attualmente non disponibile

Vitamina K

Compra tu vitamina K en HSN con la mayor calidad. Escoge tu complemento de vitamina K entre nuestra gama de productos, en polvo o en cápsulas vegetales, y descubre las propiedades de este nutriente.

Entre el catálogo de HSN puedes encontrar Vitamina K2 de EssentialSeries, que te aportará 100 mcg de K2-MK7 vegetal natural. Además, puedes optar por la opción conjunta con Vitamina D3 en cápsulas vegetales.

Indice

Qué es la vitamina K

La vitamina K es un nutriente esencial. Formada por un grupo completo de vitaminas liposolubles esenciales para la coagulación de la sangre, supone un apoyo para mantener los huesos y arterias fuertes y saludables.

Descubre las propiedades de este nutriente en HSN y consigue al mejor precio la vitamina k que mejor se adapte a ti y a tus necesidades específicas.

Las funciones de la vitamina k: ¿para qué sirve?

Estas son las principales funciones a las que contribuye la vitamina K, y que representan los beneficios de este nutriente:

  • Contribuye a la coagulación normal de la sangre.
  • Y al mantenimiento normal de los huesos.

¿Qué tipos existen?

Dentro del grupo K se dan varios tipos:

  • K1 o Fitoquinona.
  • K2 o Menaquinona.
  • K3 o Menadiona. 

Mientras que la vitamina K1 se encuentra en las plantas y en los vegetales verdes, que la precisan para la realización de la fotosíntesis, la K2 se genera a partir de la K1 y de la K3 mediante un tipo de bacteria y microorganismos. Nuestro organismo, por su parte, la puede sintetizar mediante el proceso de conversión que involucra a los otros dos tipos, la K1 y la K3.

¿Cuál es la mejor forma de Vitamina K?

La forma más eficaz de esta vitamina es la K2 natural, Menaquinone-7 (MK-7), que se obtiene por fermentación usando cultivos natto ¿La razón? Su mayor biodisponibilidad y bioactividad.

Estos son algunos de los beneficios de la vitamina K natural:

  • Mayor biodisponibilidad y bioactividad que otras formas. Estudios científicos demuestran que la natural es una vitamina superior al resto de formas de la K, tanto en absorción como en la duración de sus beneficios.
  • Carece de efectos secundarios.

Dónde se encuentra la vitamina K

Debido a que el organismo no produce suficiente vitamina K, su aportación debe llegar vía alimentación o complementación dietética

Verduras de hoja como la col rizada, las espinadas, las hojas de mostaza y de remolacha, las acelgas, el repollo, el brócoli o las coles de Bruselas; las ciruelas pasas y el perejil son algunos de los alimentos que contienen vitamina K y destacan por su aporte.

Otros alimentos ricos en vitamina K son:

  • La cebolla.
  • La soja.
  • El té.
  • Los espárragos.
  • Los arándanos.
  • Las moras.
  • Ciertos tipos carnes, como el pato, el pavo o la codorniz.
  • Algunos pescados, como el salmón, la caballa o la trucha. 

Cuando el aporte de este nutriente a través de la dieta es insuficiente, se debe compensar esta carencia a través de suplementos dietéticos o complementos alimenticios de vitamina k, siempre bajo la supervisión de un médico o experto.

¿Cómo saber si me falta vitamina k?

No es fácil detectar un déficit de vitamina K con demasiada antelación. Sin embargo, existen una serie de síntomas que pueden ser signo de una falta de este nutriente. Estos son los algunos de los principales:

  • Aparición de hematomas con frecuencia y sin causa aparente.
  • Menstruaciones demasiado abundantes.
  • Hemorragias frecuentes (por la nariz, en la orina…).
  • Osteoporosis o calcificación en las arterias. 

Lo mejor es acudir al médico si hay sospechas de deficiencia de vitamina K, para confirmarlo con el diagnóstico y las pruebas pertinentes.

Descubre las combinaciones más sinérgicas

Cuando se trata del mantenimiento normal de los huesos, la vitamina K suele combinarse con otros complementos alimenticios.

Algunas de las combinaciones más comunes son:

  • Con vitamina D3. La combinación “estrella”. La dosis diaria recomendada es de entre 2.000-10.000 UI.
  • Con magnesio. La dosis diaria recomendada oscila entre 200-400 mg, teniendo presente el aporte del resto de fuentes.
  • Con calcio. La dosis diaria recomendada se sitúa en torno a los 500 mg, contando con el resto de fuentes.

Preguntas frecuentes sobre vitamina K

¿Para quién es importante su toma?

Aunque la vitamina K es necesaria para todas las personas, su toma está especialmente indicada para:

  • Quienes padecen un trastorno o enfermedad sanguínea (arteriosclerosis).
  • Ancianos con enfermedades óseas.
  • Niños, con el fin de construir y fortalecer su calidad ósea.
  • Personas que sufren sensibilidad dental.

¿Tiene efectos secundarios?

En principio, la vitamina K es un complemento natural que no presenta ningún tipo de efectos secundarios.

Tampoco existe riesgo de que cause excesiva coagulación en la sangre, pues las proteínas responsables de esa labor cuentan con una capacidad limitada para absorberla. De ese modo, una vez que el organismo se encuentre saturado, ya no puede producirse una conglomeración.

¿Cuál es la toma de vitamina K2 recomendada por los expertos?

Los expertos recomiendan la toma diaria de al menos 45 mcg de vitamina K2

Aun así, es imprescindible consultar antes con un médico o experto para adaptar el aporte de este nutriente a las necesidades nutricionales específicas de cada persona.